Desde tiempos inmemoriales la relación entre la salud y la forma de alimentarse se ha establecido claramente, razón por la cual Hipócrates dijo: “que elpagina-web-nueva-9 alimento sea tu mejor medicina y tu mejor medicina sea tu alimento.” Aunque ha pasado mucho tiempo, esa verdad se mantiene vigente y es por ello que en la actualidad se ha despertado un anhelo por comer mejor, volver a las sendas antiguas, a lo natural y menos procesado y es ahí donde se retoma el consumo de alimentos orgánicos.

“Los alimentos orgánicos son aquellos que crecen y se procesan sin el uso de fertilizantes sintéticos, pesticidas, sustancias tóxicas, productos químicos o aditivos sintéticos”. Este tipo de alimentos pueden traer consigo muchos beneficios para nosotros y para nuestro planeta.

Estos alimentos exentos de estos químicos, son capaces de crecer bajo circunstancias no favorables y esto permite que la planta sea más resistente y más fuerte. Ejemplo: sus raíces crecen a mayor profundidad en el suelo y por periodos más largos, absorbiendo más nutrientes, vitaminas y minerales esenciales para nuestra salud y la de las plantas.

Por el contrario, los alimentos no orgánicos afectan el medio ambiente al utilizar químicos, desechos tóxicos que contaminan el aire, el suelo y el agua afectando la biodiversidad de la flora y la fauna. Adicionalmente, en la cadena productiva de los alimentos no orgánicos muchas veces no se respetan los tiempos de desarrollo de las plantas y de los animales. Con esto se obtienen menores concentraciones de nutrientes. Estos alimentos contienen estos tóxicos y cuando los ingerimos afectan nuestra salud, ya que estos químicos dentro de nuestro organismo producen efectos adversos, desequilibrando nuestra flora intestinal, dificultando la digestión y la absorción de nutrientes, además pueden venir acompañados de metales pesados e incidir en deficiencias funcionales a nivel neurológico, endocrinológico e inmunológico.

Es por esto que surgen los alimentos orgánicos basados en frutas frescas, vegetales, carnes, pescados, huevos, etc. como una opción saludable y sostenible de obtener los alimentos naturales, ricos en nutrientes y sin tóxicos, ni químicos. Esto nos ayuda a mantener nuestro intestino sano y esta forma a prevenir las enfermedades.

¿Sabías que el intestino es nuestro segundo cerebro?

Al igual que el cerebro central, el cerebro intestinal desempeña un papel importante en nuestra salud en general, debido a que cuenta con una red de neuronas, que son capaces de tomar decisiones y utilizar en su funcionamiento circuitos tan complejos como sólo se encuentran en el cerebro central. Las neuronas nos hacen sentir, amar, sufrir, etc. Y en el sistema nervioso intestinal existe tantas neuronas como en la medula espinal (cerca de 100 millones aproximadamente).

Los alimentos que ingerimos evidentemente afectan nuestro intestino y por esto es tan importante ingerir alimentos orgánicos y libres de tóxicos, ya que de esta forma contribuimos a que nuestro intestino realice todas sus funciones de forma adecuada y por ende sus efectos benéficos se manifiesten en todo el organismo. Con los alimentos orgánicos evitamos contaminarnos más y es una forma fácil de disminuir los efectos de la carga tóxica del ambiente en nuestro cuerpo.

Es por esto que en NutriWhite recomendamos los alimentos orgánicos y aunque tengan un costo mayor, debemos recordar que nuestra salud no tiene precio. Te proponemos REMOVER los alimentos tóxicos y así REPONER con alimentos que te brinden propiedades antioxidantes, micronutrientes y grasas buenas, pero sobretodo que no añadan tóxicos a nuestro cuerpo y que no produzcan sensibilidad alimentaria. De esta forma poder RECUPERAR no sólo la salud intestinal, sino la energía, el sueño, la vida sexual, buen humor y tu bienestar.


BIBLIOGRAFÍA
  1. Bolet M, Socarrás MM. Alimentación adecuada para mejorar la salud y evitar enfermedades crónicas. Rev Cubana Med Gen Integr [Internet]. 2010 [citado 19 Jun 2014];26(2):321-29. Disponible en: http://scielo.sld.cu/scielo.php?=sci_arttext&pid=S0864-21252010000200012&lng=es
  2. Roldán Rueda, Héctor Nicolás, Gracia, María Amalia, Santana, María Eugenia, & Horbath, Jorge Enrique. (2016). Los mercados orgánicos en México como escenarios de construcción social de alternativas.Polis (Santiago), 15(43), 581-605. https://dx.doi.org/10.4067/S0718-65682016000100027
  3. MIRANDA-ORRILLO, Christian. World Health Day 2015: food safety. Acta méd. peruana[online]. 2015, vol.32, n.1 [citado 2016-11-16], pp. 05-05 . Disponible en: . ISSN 1728-5917.
  4. Gershon MD. The second brain. United States of America (New York). HaperCollins Publishers: (1999).
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply